Recorriendo el barrio judío de Roma

0
286

El barrio judío de Roma quizás no sea tan conocido por los turistas pero tiene una larga historia en esta ciudad.

El gueto,  como se le conoce en Roma, hoy en dia se encuentra integrado en el barrio de Sant’Angelo y es donde fueron recluidos los judios de Roma entre los siglos 16 y 19 por orden del Papa Paolo IV.

Roma cuenta con una de las más antiguas comunidades judías del mundo. Su historia está estrechamente ligada a la de la Iglesia Católica.




Los judíos romanos fueron condenados a vivir en la zona de pequeñas callejuelas romanas comprendidas entre la Iglesia de Santa María del Llanto, las ruinas del Pórtico de Octavia y la ribera del Tíber cercana a la Isla Tiberina, y allí construyeron una parte muy importante de la tradición romana.

El Barrio en la actualidad

Este pequño barrio conserva su reputación de zona independiente gracias a sus casi 300 años de historia como hogar de la comunidad judía romana.

El ambiente de familiaridad se nota en el aire, con muchas familias que se conocen de toda la vida y todavía mantienen la  tradición de reunirse en las calles o plazas del barrio.

En la zona se observa el tradicional sabbat judío: los negocios cierran desde el viernes a la caída de la tarde hasta el sábado a la misma hora.

Que ver en el Gueto

Obviamente que todo ha cambiado desde aquella época, pero aún se concerban historias del pasado y hay que verlas recorriendo el barrio.

La Sinagoga

Es el templo más grande de Roma, fue construida en el 1901

El templo, que se construyó con la intención de que fuera visible desde cualquier punto panorámico de la ciudad, fue erigido entre los dos mayores símbolos de la renovada libertad romana: el Capitolio – sede del Ayuntamiento – y el Janículo – emblema de las batallas del resurgimiento italiano.

Hoy en día la Sinagoga está abierta al público para las visitas, de domingos a jueves.

Museo judío y el Tempo español

En el subterráneo tiene sede el museo judío y el Tempo español, una pequeña sinagoga que merece una visita.

La Sinagoga,
La Sinagoga del Barrio Judío

Fuente de las tortugas y la plaza Mattei

La Fuente de las Tortugas, situada en pleno centro histórico, es una de las más bellas de Roma.

Fue construida hacia finales del 1500 en base a un proyecto de Giacomo della Porta y su existencia está ligada a una leyenda romántica.

Fuente de las tortugas en Piazza Piazza Mattei
Fuente de las tortugas en Piazza Piazza Mattei

Placas en memoria de los asesinados en Auschwitz

El 16 de octubre de 1943 los nazis rodearon el barrio y capturaron a más de 1.000 judías sacándolos por la fuerza de sus casas.

Dos días más tarde los prisioneros fueron cargados en los vagones de un tren con dirección a Auschwitz: de los 1.023 deportados sólo 16 sobrevivieron al exterminio.

Placas en recuerdo de las victimas del nazismo situadas en las entradas de las casas en las que vivían.

Pórtico de Octavia

Muy cerca, junto al Teatro de Marcelo, se puede observar las ruinas del Pórtico de Octavia, que Augusto, el primer emperador del Impero Romano, construyó en honor a su hermana Ottavia en el año 27 a.C., y que más tarde albergó el mercado de pescado de la ciudad.

El Pórtico de Octavia
El Pórtico de Octavia

Largo di Torre Argentina

En la frontera del barrio se encuentra la plaza Largo di Torre Argentina, en cuya área sacra reposan los restos del Teatro de Pompeyo y de cuatro templos romanos republicanos.

Hace años se descubrió que en la plaza, donde antiguamente se ubicaba la Curia del Teatro de Pompeyo, se produjo uno de los asesinatos más célebres de la historia, el de Julio César.

Largo di Torre Argentina
Largo di Torre Argentina – Aquí fue asesinado Julio Cesar

El Teatro Marcelo

83 años antes que el Gran Coliseo Romano fuera contruído, ya existia en la ciudad esta teatro que parece una copia mas chica del gran coliseo.

El Teatro Marcelo tiene una estructura semicircular (hemiciclo), mientras que el Coliseo es redondo (anfiteatro).

El Teatro Marcelo es, probablemente, el teatro más antiguo que ha llegado hasta nuestros días.

Aunque asemeja a una copia en miniatura del Coliseo, el Teatro de Marcelo fue construido 83 años antes
Aunque asemeja a una copia en miniatura del Coliseo, el Teatro de Marcelo fue construido 83 años antes

Recorrido gastronómico por el Barrio Judío

En el gueto de Roma se pueden probar los auténticos platos de la cocina tradicional romano-judía y elegir entre los numerosos locales kosher que existen y que ofrecen además una excelente pastelería.

La reina indiscutible de la cocina del gueto es la alcachofa/alcaucil, cocinada en distintos modos, pero sobretodo, frita.

Gracias a la cercanía del puerto del río, el pescado es otro ingrediente típico de la cocina judía romana.

El caldo de pescado tanto apreciada por los turistas tiene su origen en la tradicional cocción de las partes menos preciadas del pescado que en el mercado cercano eran descartadas por los clientes.

Pizza en el Barrio

Una de las mejores pizzerias del barrio sin dudas es Pizza Florida.

Buenísima pizza al taglio y a muy buen precio. Es un local muy pequeño en el que solo hay dos mesas para poder comer,pero si la quieres para llevar te la ponen en cajas de pizza para poder llevar cómodamente. Hay gran variedad de pizzas y todas muy muy ricas

Todo el personal muy amable y con buen ambiente de barrio

Probar las alcachofas/alcauciles fritas

Este plato se sirve en muchos de los restaurantes del barrio judío. Nosotros hemos visitado Nonna Betta, donde la sirven fitra y es una de las especialidades de la casa.

Es unos de los mejores sitios para probar este playo a un precio razonable aunque en general deberemos tener paciencia porque suele estar bastante concurrido y la espera puede ser larga

Las alcachofas son la especialidad de la casa , pero las pastas también son buenas.

Via del Portico d’Ottavia 16http://www.nonnabetta.it/en/prenota/
Otro lugar para probar este plato típico del barrio es Sora Margherita, muy conocido por la gente del barrio y tambien por los turistas por lo que suele estar siempre lleno.

Cómo llegar al Barrio Judío de Roma

El corazón del barrio judío está a menos de 10 minutos andando de otras atracciones turísticas, como la plaza Venecia, el Campidoglio o la isla Tiberina.

Dejar respuesta