Basílica de San Juan de Letrán

La Basílica de San Juan de Letrán es la catedral de Roma y una de las iglesias más antiguas de la ciudad.

Es una de las cuatro basílicas papales de Roma, la más antigua y la de rango más alto.  En la fachada podemos leer el título «Omnium urbis et orbis ecclesiarum mater et caput»: madre y cabeza de toda las iglesias de la ciudad de Roma y de toda la tierra.

Forma parte de un gran complejo monumental que incluye el gran obelisco, el Palacio de Letrán y el Santuario de la Escalera Santa.

En 1980 fue incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Que ver en el interior Basílica

La tumba de Martín V, con una bellísima losa de bronce que podría ser de Donatello. Martín V fue el Papa que restableció la sede romana tras el exilio de Aviñón, dando comienzo al renacimiento romano.

Interior de la basílica, restaurada por Borromini, es la obra de mayor envergadura del genial arquitecto en Roma.

Los portones de ingreso: son las puertas originales de la Curia del Senado, provenientes del Foro Romano.

El ciborio del siglo XIV: construido por los papas franceses de Aviñón, es una de las pocas huellas de aquel periodo en Roma.

Fresco de Giotto.  Se le llama el Fresco del Jubileo, porque representa a Bonifacio VIII proclamando el primer jubileo de la Historia (1300).

Claustro cosmatesco: una obra exquisita realizada por la célebre familia de los Vassalleto en el siglo XIII.

La elegante Capilla Corsini, obra de Alessandro Galilei, el mismo arquitecto que diseñó la fachada principal (1735)

Mosaico del ábside: es un calco realizado en el siglo XIX del valioso mosaico original, destruido para retranquear el ábside

Entrada al Museo Histórico Vaticano

Que ver en el exterior Basílica

Obelisco: el más alto y antiguo de la ciudad. Mide 31 metros (45 con la base) y pesa 455 ton. Fue traído por Sixto V desde el Circo Máximo, donde yacía partido en tres pedazos. Desde el obelisco se pueden ver, al fondo de dos calles rectas, el Coliseo por un lado y Santa María Mayor por otro.

Scala Santa.

Baptisterio: edificio de planta octogonal, de origen constantiniano, contemporáneo de la primera iglesia. En él pudo ser bautizado el mismo Constantino (poco probable) y su madre Santa Elena (muy probable). Actualmente se encuentra muy reestructurado.

Triclinium. Resto de uno de los salones del antiguo Palacio Lateranense, conservado por la belleza del mosaico que contiene.

Puerta Asinaria (muralla aureliana)

Localización

Piazza di San Giovanni in Laterano, 4.

Horario de visita

Todos los días de 7:00 a 18:30 horas.

Precio

Entrada gratuita.

Transporte

Metro: San Giovanni, línea A.
Autobús: líneas 16, 81, 85, 87, 186, 650, 810 y 850.

Interior de la Basilica San Giovanni in Laterano