Basílica Santa María Mayor

La Basílica Santa María Mayor es una de las 4 basilicas principales de Roma, aunque  no la mas rica en contenido de piezas y obras pero si en conservacion de mosaicos.

Situada en  la cumbre de la colina del Esquilino es la única que ha conservado la antigua estructura paleocristiana.

Esta basílica ha ido cambido de nombre durante los años, como Santa María de las Nieves (debido a la nevada que indicó la forma de la iglesia), Santa María Liberiana (debido al Papa Liberio), Santa María del Pesebre (al recibir una reliquia del Santo Pesebre), y por último fue llamada Santa María la Mayor, ya que es la mayor de las 26 iglesias de Roma dedicadas a la Virgen María.

Que ver

El gran tesoro de Santa María Mayor son los mosaicos paleocristianos del siglo V: el principal se encuentra en el Arco de triunfo, y contiene escenas de la vida de la Virgen y de Cristo niño.

También son de época romana los 27 pequeños paneles bajo las ventanas de la nave central, con escenas del Antiguo Testamento. El gran mosaico del ábside, en cambio, es ya de época medieval (siglo XIII).

Interior de la Basilica Santa Maria Mayor

El Pavimento

Entrando en la Basílica de inmediato se puede admirar el especial pavimento realizado con mosaicos por los maestros marmolistas Cosma, definidos “cosmatescos” (siglo XIII).

Capilla Cesi

Fue encargada alrededor del 1560 por el Cardenal Paolo Cesi y su hermano Federico; no se conoce con seguridad el autor que realizó la obra pero con mucha probabilidad se considera que el proyecto es de Guidetto Guidetti en colaboración con Santiago Della Porta.

Regina Pacis

La estatua de la Regina Pacis fue encargada por Benedicto XV como acción de gracias al acabar la primera guerra mundial; fue llevada a cabo por Guido Galli.

La Capilla Sforza

Al lado de la entrada hay lápidas que nos recuerdan que la capilla fue realizada gracias al Cardenal Guido Ascanio Sforza de Santafiora, arcipreste de la Basílica y por su hermano, el Cardenal Alessandro Sforza Cesarini que decidió llevar a cabo las decoraciones realizadas en el 1573.

La tumba del Bernini

“La noble familia Bernini en este lugar, espera la Resurrección”. Al lado del altar mayor, la sencillez de la lápida sepulcral de uno de los mayores artistas del siglo XVII .

La Sagrada Cuna

En frente del altar del hipogeo, ante la estatua de Pío IX y debajo de su escudo, se conserva la célebre reliquia, comúnmente definida “Sagrada Cuna”.

El “Pesebre” de Arnolfo de Cambio

La imagen sentimental y espiritual de la reconstrucción de un “Pesebre” en recuerdo de un venerado suceso tiene origen en el año 432 cuando el papa Sixto III (432-440) creó en la primitiva Basílica una “Gruta de la Natividad” igual a la de Belén.





Visita guiada al subsuelo

Un robo de tour en el subsuelo. A la entrada ofrecen una ruta con guía de, supuestamente, 20′ a 5€… picamos. Explicación pésima (menor nivel que los carteles) y el guía con prisas por acabar. Un engaño. Nada recomendable. Si os ofrecen esta visita al entrar a ver la iglesia (eso sí es gratis) negaos en redondo. Disfrutad Roma.

Información práctica

Tiempo de visita: debes calcular en torno a media hora para hacer una visita tranquila.

Horario de la Basílica

Abierta: 7-18.45 todos los días del año

Misas (se celebran en las capillas laterales y no afectan a las visitas turísticas):

  • Laborables: 7 – 8 – 9 – 10 – 11 – 12 – 18
  • Festivos: 7 – 8 – 9 – 10 – 12 – 18

Museo de la Basílica

Abierto: 9.30-18.30 todos los días

Acceso: desde la primera capilla derecha, descendiendo un tramo de escaleras

  • Precio normal: 3,00 €
  • Precio reducido: 2,00 € (estudiantes y mayores de 65).